Identidades

Friendly_Folk_on_the_Street_-_San_Jose_de_Ocoa_-_Dominican_Republic

En el primer Congreso internacional Edificar la Paz en el s. XXI (Barcelona, 2012), ya se abordó el tema de la identidad. Una de las propuestas más relevantes del Congreso en este aspecto, fue la reivindicación del concepto de identidad porosa y permeable, frente a las identidades cerradas y pétreas, que se definen por oposición. Las identidades porosas se caracterizan por la capacidad de interaccionar con las otras, y de desarrollarse y de crecer a través de la relación. Más allá́ de las legítimas pertenencias y lealtades, todo ser humano tiene que ser respetado en su dignidad inherente, como un valor en sí mismo.

En este tercer Congreso, queremos seguir ahondando en el tema de la identidad y aportar propuestas a los retos que plantean nuestras sociedades. Pues en un escenario de creciente globalización de los mercados como el que estamos viviendo, las identidades personales y comunitarias están enfrentándose constantemente a nuevos desafíos. En esta ocasión, queremos abordar dos aspectos clave en la identidad:

Por un lado, la globalización de las comunicaciones es una ocasión para que las identidades puedan darse a conocer más allá de sus respectivos ámbitos geográficos; para que puedan ofrecer al mundo su riqueza y su singularidad. Por otro lado, la globalización abre la posibilidad a la interrelación entre identidades culturales y religiosas de distinta naturaleza, lo cual hace posible el diálogo, el hibridismo identitario y la fecundación de nuevas identidades como consecuencia de la interacción.

Sin embargo, la globalización también es contemplada como una amenaza para las identidades en la medida en que ésta se convierte en un proceso de homogeneización cultural que coloniza la particularidad de cada identidad. Esta homogeneización empobrece al mundo, pues lamina la diversidad que lo constituye. Frente a esta globalización cultural emergen movimientos identitarios que reivindican su propio ser incluso a través de la violencia física o cultural.

Para que la relación entre identidades sea pacífica y armónica, es fundamental, en primer lugar, el respeto hacia el otro, un respeto que, en ningún caso, significa indiferencia. El respeto es estima por el otro, voluntad activa de preservar su ser. En segundo lugar, el proceso de pacificación entre identidades sólo es posible si éstas son capaces de identificar eso que las une más allá de sus legítimas diferencias constitutivas: el mero hecho de existir. Esta labor de identificación de lo esencial es fundamental para evitar la caída en el radicalismo identitario. Igualmente, es necesaria una tercera labor: cada identidad debe poder explorar su génesis, porque en esa génesis descubrirá la presencia del otro, las múltiples interacciones que han dado como resultante la identidad presente.

Como indica el filósofo francés, Paul Ricoeur, las identidades humanas son narrativas, se construyen a lo largo del tiempo y son la resultante de una historia de interacciones. Conocer esta génesis es fundamental para no sucumbir al mito de la pureza identitaria que acostumbra a ser el gran argumento contra la práctica del diálogo, de hospitalidad y la interacción abierta y fluida entre identidades.

La emergencia de identidades que reivindican su existencia a través de la violencia global es un factor inquietante que nos exige pensar mecanismos de prevención y, formas de curación de tal radicalismo. La paz no es posible desde la disolución de las identidades, sino que exige el reconocimiento justo y digno de todas ellas y de su contribución a la riqueza patrimonial del universo mundo.

Preguntas para la reflexión:

1. ¿Cómo es posible construir la paz social sin renunciar a la propia identidad?
2. ¿Qué elementos pueden contribuir a transitar de unas identidades herméticas a unas identidades porosas?
3. ¿Qué elementos nos conllevan a explorar su génesis?
4. ¿Cómo podemos como sociedad edificar una identidad abierta a otras identidades sociales?
5. ¿Cómo articular la identidad social en un ambiente pluricultural en la propia sociedad y en continua transformación?
6. ¿Qué relaciones podemos descubrir y promover entre la identidad social y los esfuerzos por la paz?

expertos-eje

NOTICIAS DE ESTE EJE