La mujer se convierte en el actor principal de la migración

La mujer se convierte en el actor principal de la migración

maletapasaport1Como consecuencia de la lucha de las mujeres por el reconocimiento económico, político y social, la migración en las últimas décadas se ha feminizado. La mujer ha dejado ser un actor pasivo de la migración – la acompañante del esposo, la que sigue su desplazamiento, la que espera a su cónyuge e hijos- para convertirse en un actor principal. Hoy muchas mujeres que migran lo hacen por su propia cuenta y no como miembros de la familia de otros migrantes, dando respuesta a la demanda de trabajo doméstico, debido a que las mujeres en países más desarrollados se han unido a la fuerza laboral.

La Organización Internacional para las Migraciones (2006), define a este fenómeno como: “Creciente participación de la mujer en los movimientos migratorios. Las mujeres se desplazan hoy con mayor independencia y ya no en relación con su posición familiar o bajo la autoridad del hombre”. Pero los datos, publicados por el Instituto Nacional de Migración de República Dominicana, no indican un gran aumento: en el plano internacional el porcentaje de mujeres entre los emigrantes internacionales desde 1960 hasta el año 2000 sólo ha subido un 2%, pasando de un 46,6% a un 48,8%. Por eso se preguntan: ¿estamos ante una feminización de la migración o ante una feminización del discurso migratorio?

Y, teniendo en cuenta los datos mundiales, la respuesta de esta institución es clara: “ha sido bien el creciente interés científico por el género, como categoría de análisis, en los temas sobre migración, lo que ha contribuido a acentuar la feminización del discurso migratorio”. Es decir, “el énfasis puesto, por parte de la producción científica en los últimos años, para sacar de la invisibilidad a las mujeres inmigrantes y reivindicar su rol como actrices económicas y sociales, ha hecho que el fenómeno de la feminización se pueda llegar a percibir como más acentuado de lo que realmente muestran los datos” (Oso Casas y Garson, 2005).

Estudios muy importantes porqué visualizan la realidad de casi la mitad de los emigrantes – hasta ahora ignorada- y que nos permiten profundizar en preguntas que hoy necesitan respuesta para poder construir una sociedad más pacífica: ¿Cómo impactan los procesos migratorios en mujeres y hombres? ¿Las migraciones afectan a las relaciones de género? ¿De qué manera? ¿Cuál es el aporte de las mujeres inmigrantes a la riqueza de sus países de origen y de destino?, entre otras. Y, para mayor profundización, el Instituto Nacional de Migración de República Dominicana ofrece en su web una exploración bibliográfica sobre Género y Migración Dominicana.