Los expertos del eje mujeres y paz piden equidad y diálogo entre géneros

Los expertos del eje mujeres y paz piden equidad y diálogo entre géneros

El coloquio del primer panel de de mujeres y paz empezó ligando los contenidos de las dos ponencias de la mañana: migraciones e identidad; y se planteó que el tema de la mujer tenía que ser transversal a todos los ejes temáticos del Congreso. Y es que en República dominicana hay avances en los temas de equidad de género, en la educación y formación de las mujeres, pero hay que seguir trabajando en estas mejoras. Básico y fundamental que en el dialogo entre hombres y mujeres estén presentes ambos géneros, debe darse un dialogo entre iguales y que ambos asuman las los acuerdos que se logren entre ellos.

El problema principal, según los expertos, es que la mujer en RD llegó a trascender en los distintos niveles de presencia. Las mujeres copan las universidades, logran los mejores resultados y niveles de graduación, pero después no se implican más en la vida social y política. Como si se estancaran en tareas del hogar y dieran un paso atrás en su vida profesional.

Por lo tanto hace falta que se visibilicen en más role sociales. Se pone de manifiesto que han sido borradas de la jerarquía y el liderazgo, lo cual hace más difícil que puedan tener una identidad clara. En la Universidad hacen profesiones feminizadas, que replican el rol de cuidadoras y perpetuán la condición femenina. Importancia que en el ámbito de la educación desaprendamos los distintos estereotipos sobre los temas de género.

En el grupo también se ha puesto sobre la mesa el hecho que la identidad de la mujer es más compleja que la del varón, porque tiene que asumir muchos roles a la vez: madre, educadora, cuidadora, aportadora de recursos económicos, el afecto necesario para formar bien a las nuevas generaciones etc. Eso hace que su identidad sea más compleja y que se le generen más conflictos emocionales, sin que siempre tenga las herramientas adecuadas para gestionarlos.

Respecto las migraciones, las familias migran a través de las mujeres, lo cual. Es más extraño a nivel de los hombres. En RD esto se esta institucionalizando hasta el extremo que se nota a la hora de pedir visados.

Seguidamente, se ha hablado de la importancia del trabajo de las mujeres en las vías informales como constructoras de paz. Hay que empoderar en el ámbito familiar, de organizaciones religiosas, sociales. Importancia de dar visibilidad a todo el trabajo que hacen las mujeres para construir la paz en el espacio informal. Es urgente que en el ámbito académico y social se visibilice i reconozca todo este trabajo que ya se están llevando a cabo. Igualmente urgente visibilizar el trabajo de nuevas masculinidades y como muchos hombres, codo a codo con mujeres, están trabajando para lograr la equidad de género.

También se ha criticado el hecho que los hombres y las mujeres no se reconocen entre sí. El miedo, las dependencias, la falsa sumisión, impiden reconocerse como iguales y poder llevar a cabo un verdadero dialogo. A veces una errónea concepción del amor (posesivo, celos…) también impide que lleguen a entenderse y tratarse con justicia. Importancia de que las mujeres hablen entre ellas, para que tomen conciencia de las distintas formas de violencia que se ejerce contra ellas. Después de que tomen conciencia, eduquen a los hombres para que dejen de ejercerla.

Y, finalmente, se ha recordado que en RD la justicia no se protege a las mujeres, lo cual genera una fuerte sensación de inseguridad. No se vive en paz, porque existe mucha violencia hacia las mujeres a nivel institucional, familiar, de género. Aún existen demasiados integrantes del Ministerio Fiscal que creen que la causa de la violencia contra las mujeres es por el comportamiento inapropiado de las mismas.

Panel del eje temático mujeres y paz I